Ir a la página de inicio
 
 
 
 
Inicio
Buscar
Noticias
Papeleos
Tu Historia
Galería
Recetas
Diccionario
Enlaces
Quiénes Somos
 

Volver a Recetas

Platos fuertes

Paella

PaelllaIngredientes (para 6 personas)

  • 200g Gambas
  • 1kg Mejillones
  • 1/2kg Calamares
  • 200g Chirlas
  • 6 Cigalas
  • 1/2 Pollo en trozos
  • 1 Pimiento rojo
  • 600g Arroz

Preparación

Se pelan las gambas y se reservan. En una cazuela se ponen las cabezas y las cáscaras de las mismas a hervir. Reservar también este caldo.

Limpiar los mejillones y abrirlos al vapor. Guardar el jugo que sueltan. Separar el mejillón de la concha excepto en unos pocos, que se dejan para adornar con solamente una de las dos conchas.

Limpiar los calamares y cortarlos en trozos. Poner las chirlas en agua con sal una hora aproximadamente.

Freír los trozos de pollo en aceite abundante y pasarlos a una cazuela con agua que los cubra. Freír los trozos de calamar y añadirlos junto con el aceite de freír. Hervir durante 20 minutos. Añadir el caldo reservado de las gambas y los mejillones.

Freír las gambas peladas y después las cigalas. Freír las chirlas escurriéndolas previamente.

Asar un pimiento rojo. Pelarlo y hacer tiras.

Sobre la paella (que es el nombre del recipiente plano donde se guisa el arroz) verter el caldo según la siguiente proporción: 3 medidas de caldo por cada medida de arroz. Si falta caldo, completar con agua. Esta medida es orientativa según el tipo de arroz y de agua. Añadir sal, tomate frito (unas 4 cucharadas por cada medio kilo de arroz), azafrán y colorante amarillo al gusto. Añadir el pollo, los calamares, las chirlas y los mejillones sin concha. Poner al fuego hasta que hierva, momento en el que se echa el arroz, repartiéndolo de forma equitativa por la paella.

Hervir a fuego fuerte durante 10 minutos y a fuego lento otros 10 minutos hasta que el arroz quede sin caldo. Un poco antes de este punto, adornar con las gambas, cigalas, mejillones con concha y el pimiento asado.

 

Bacalao al pil pil

Bacalao al pil pilIngredientes (para 4 personas)

  • 4 Trozos de lomo de bacalao, desalado, que no sea demasiado grueso
  • 1/3 Litro de aceite de oliva
  • 5 Dientes de ajo

Preparación

Desalamos previamente el bacalao hasta el punto deseado. Lo desescamamos y secamos con un paño limpio.

Colocamos una cazuela de barro a fuego medio con el aceite de oliva y los dientes de ajo en láminas. Cuando empiecen a tomar color los retiramos y reservamos para más tarde.

Echamos las cuatro tajadas de bacalao, que dejaremos cocer suavemente (nunca freir) durante unos 7 u 8 minutos aproximadamente, hasta que el bacalao amortigüe al presionar sobre el mismo. En ese momento, retiramos la cazuela y pasamos el bacalao a otra, siempre con la piel para arriba y con dos cucharadas del aceite caliente.

Lo dejamos durante 2 o 3 minutos para que sude, transcurridos los cuales pondremos la cazuela sobre una plancha o fuego bajo. La gelatina que desprende el bacalao, al mezclarse con el aceite ya templado, "liga" la salsa de este conocido plato. Durante el proceso deberemos remover en círculos, con cuidado de no romper el bacalao ni hervir la mezcla, ya que esto haría que se nos cortara la salsa.

Los trozos de bacalao se sirven parcialmente cubiertos de salsa y adornados con algunas de las láminas de ajo reservadas previamente.

 
     
 

© 2007 Itnas&Gheesh
Aviso Legal - Contacto